Home » Narraciones-cortas-y-otros-textos » Una escena de teatro

Página de inicio

rincón de lecturas

Enlaces patrocinados

Lecturas infantiles por grado

Primer grado Segundo grado Tercer grado Cuarto grado Quinto grado Sexto grado aprende inglés con sallita

Velocilector

¡Tómate tu tiempo y descubre tu velocidad lectora!

Ahora puedes medir cuánto tiempo tardas en realizar una lectura. Cuando estés listo para iniciar tu lectura, da click en el botón "Iniciar". Una vez que hayas terminado de leer, de inmediato da click en el botón "He terminado". Puedes realizar competencias con mamá, papá o tus compañeros y amigos o... ¿Por qué no? ¡Puedes retar a tu maestra!

El cronómetro te marca, minutos:segundos:décimas de segundos. Ah, no olvides poner en ceros antes de iniciar una nueva cuenta.

CRONÓMETRO

 

¿Sabes cuál es tu velocidad lectora?, si quieres saberlo sólo escribe los datos que se te piden y a continuación da click en el botón azul de calcular:


¿Cuántas palabras tiene la lectura que leíste?


¿Cuánto tiempo has tardado en leerlas?





_________________________

 Elige tu nivel y grado escolar dando click en el círculo:

PRIMARIA

Primer Grado
Segundo Grado
Tercer Grado
Cuarto Grado
Quinto Grado
Sexto Grado

SECUNDARIA

Primero de Secundaria
Segundo de Secundaria
Tercero de secundaria

Lecturas infantiles más recientes

Actividades de aprendizaje con juegos

Visita sallita

Material para maestras y maestros

Catálogo educativo Un listado de cientos de sitios con material educativo gratuito.

Una escena de teatro

Entra Zenaida, con una carta en la mano.


Zenaida: ¡Don Rosalío! ¡Don Rosalío! ¡Don Rosalío!
Don Rosalío: (Desde fuera) ¿Qué se ofrece?
Zenaida: Venga su merced, que necesito un favor.
Don Rosalío: (Desde fuera) ¿Un favor?
Zenaida: Sí, señor.
Don Rosalío: (Desde fuera) Un favor, ¿como de qué?
Zenaida: Venga usted y le diré.
Don Rosalío: (Desde fuera) Si se trata de dinero, pierde esperanza, que no tengo un tlaco.
Zenaida: No es de dinero.
Don Rosalío: (Desde fuera) Si es de levantar algo muy pesado, tampoco se va a poder.
Zenaida: No hay nada que levantar.
Don Rosalío: (Desde fuera) Si hay que ir a buscar un buey al monte, no me da la gana.
Zenaida: No hay nada que buscar.
Don Rosalío: (Desde fuera) Entonces, ¿qué es lo que quieres, muchacha?
Zenaida: Que mi marido me escribió una carta, y no sé leer.
Entra don Rosalío calándose unas gafas, tiene pelo y barba blancos.
Don Rosalío: Eso sí que me dará mucho gusto, muchacha, que yo para leer es para lo único que sirvo, porque ya estoy muy viejillo. Y más una carta de un muchacho como Juan tu marido, que quiero mucho, por trabajador. A ver, dame acá.
Zenaida le entrega la carta.
Don Rosalío: (Leyendo) “Querida Zenaida, esposa mía: Después de saludarte y de besarte por medio de estas líneas, te digo lo siguiente: que ya acabé mi contrato aquí donde estoy trabajando, aquí a donde vine a buscar el pan para ti y para mí y para nuestros hijos; que todo salió bien, y sin novedad, y que tuve suerte: de manera que regreso…
Zenaida: (Encantada) ¡Regresa!
Don Rosalío: (Leyendo) “… llego el día 17…”


_____________________________
 Jorge Ibargüengoitia, Piezas y cuentos para niños. México, SEP-Joaquín Mortíz, 2003.
Leectura con 280 palabras
_____________________________
[Google]

Más rincones de lecturas

Libro del perrito sep 1994 libro del perrito Disfruta de las divertidas lecturas para niños del Libro del Perrito.

Rinconcito de lecturas

Rinconcito de lecturas

Lecturas de ayer

Lecturas de ayer Disfruta de lecturas, cuentos, poemas, leyendas fábulas y narraciones bellamente ilustrados que se leían ayer y se difrtan ahora.