Voy en el metro

Estándar
Hoy vamos a leer una canción. Las canciones son poesías a las que se les pone música. Ustedes ya lo sabían, estoy seguro.
Adiós mi linda Tacuba,
bella tierra tan risueña.
Ya me voy de tu Legaria,
tu Marina y tu Pensil.
Ya me voy, me lleva el metro
por un peso hasta Taxqueña;
si en dos horas no regreso
guárdame una tumba aquí.
Al bajar a los andenes
escucha esta cantaleta:
Al mirar llegar los trenes
no se aviente para entrar,
si en diecisiete segundos
no ha podido ni se meta,
ni baje de la banqueta
que se puede rostizar.
Voy en el metro. Ah, ¡qué grandote,
rapidote, qué limpiote!
Ah, ¡qué deferencia del camión
de mi compadre Jilemón
que va al panteón!
Aquí no admiten guajolotes,
ni tamarindos, zopilotes,
ni huacales con elotes,
ni costales con carbón.
–Ah, ¡que se quite de la puerta!
Y luego luego me quito.
Y siguió la señorita:
¡Que se arrime más pa allá!
Ah, ¡qué no fume!
Si ni fumo,
ya me trae de su puerquito;
yo por más que me la busco
no la jallo donde está!
Adiós mi linda Tacuba,
ya pasamos por Cuitlahuac,
ya pasamos por Popotla
y el colegio “melitar”;
ya me estoy arrepintiendo
no haber hecho de las aguas;
si me sigue esta nostalgia
yo me bajo en la Normal.
¡Voy en el metro!
Esta canción fue compuesta hace algunos años, ¿se dieron cuenta? ¿Cuánto cuesta el metro actualmente? ¿Y en la canción?
_______________________________
Chava Flores, “Voy en el metro” en Cancionero ilustrado. México, SEP–Selecciones del Reader´s Digest.
Lectura con 246 palabras
_______________________________